Jueves, Noviembre 15, 2018

Manuel Llano

  • Sobre los mineros de Udías Manuel Llano escribió:

"La mina era el complemento de la labranza o viceversa. Y con estas dos ruedas caminaba el valle sencillamente, su paso a paso discreto, sin tambaleos, sintiendo los silbos de las maquinucas de la mina y los golpes secos en la mies... [...] Y el minero traia a la mies polvo rojizo de las galerias negras. Unas horas con el apero agrícola y otras con el candil y la piqueta, horadando rocas y arcillas."

"La mayoria de los afanes estaban puestos en aquellas peñas del oriente del valle llenas de replanos, de tuneles, de ajetreos fabriles, de ruidos de hierros y dinamitas. Pero un dia la cuenca se quedó silenciosa. Los hombres permanecieron el los pueblecitos y la mina fue como un desierto de lastras, como un aticipo de ruinas. [...] El último jornal fue un aviso de miseria. Aquella puerta se cerraba. Y cuando se cierran las puertas del trabajo, nada más queda la misericordia o la esperanza del camino. Caminatas de los pobres mineros por las carreteras pensando quizá en la intemperancia de la civilización, que les echa de sus casas a correr la triste, la amarga aventura de la mendicidad."