Miércoles, Agosto 23, 2017

Teléfono

Cavidades

De todas las cavidades y simas que existen en Udías sobresale la cueva El Rescaño.

La boca de entrada se localiza en el barrio de Cobijón (Udías) y su salida en el pueblo de Novales (Alfoz de Lloredo). La cavidad fue descubierta en 1912 por un capataz de la Real Compañía Asturiana de Minas llamado R. Lecuna pero no fue explorada por especialistas hasta la década de los 70. Fue entonces cuando un grupo cántabro de espeleología (el grupo S.E.S.S.) editó un monográfico sobre el macizo kárstico de Udías en el año 1983.  Las exploraciones han destacado el gran desarrollo que presenta esta cavidad, la abundancia de flores de yeso de tamaño espectacular y también sus amplias galerías. Las noticias publicadas por los espeleólogos nos hablan de una cueva de gran amplitud. Algunos llegaron a marcar en el interior de la cueva un paseo subterráneo con bicicleta de montaña, reportaje que fue publicado en junio de 1992 por la revista BTT.

El Rescaño fue incluída en el Catálogo de Grandes Cavidades de Cantabria. Los primeros estudios indicaron que la longitud de la cavidad era de 13,5 km pero las sucesivas investigaciones concluyeron que el desarrollo de la cueva era muy superior al establecido en un primer momento. Actualmente, el Catálogo de Grandes Cavidades ha fijado el desarrollo de la cueva en 15 km, tras el descubrimiento de nuevas salas y galerías, pero posiblemente futuras exploraciones hagan necesario la revisión de esta cifra.

La exploración y estudio de otras cavidades de este macizo kárstico concluyó que muchas de estas galerías subterráneas fueron utilizadas y modificadas por los trabajos mineros, como sucede en la cueva La Buenita. Esta cueva y El Rescaño, posiblemente formen parte de una red  de galerías que se comuniquen  entre sí y a distintos niveles. Esta red de galerías, qu esabemos que conecta Cobijón con el pueblo de Novales, podría estar conectada también con el Pozo Peñamoneteros y las galerías mineras del Sel del Haya.